Después que púgil cubano Arlen López se llevara la medalla de oro en la final de box de peso semipesado este miércoles en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, el boxeador británico Benjamin Whittaker se negó a colocarse su medalla de plata en el podio alegando que se trataba de un fracaso.

“Uno no gana la plata, uno pierde el oro (…) Es un fracaso, no lo voy a celebrar”, dijo a los medios el británico, quien consiguiera el segundo lugar en la competencia y fuera medallista de bronce del pasado Mundial.

La final del miércoles fue un duelo entre dos estilos contrapuestos. La clásica combinación de juego de pies y potencia de golpeo cubano frente a un heterodoxo Whittaker que, precavido, le invitaba a avanzar para sorprenderle al contragolpe.

Y mientras Arlen López, campeón del peso medio de Rio-2016, dio toda una lección de boxeo al británico sobre el ring de los Juegos de Tokio-2020, Whittaker no discutió su rotunda derrota pero al recibir la medalla en la ceremonia prefirió guardarla en el bolsillo del pantalón.

uno tv

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *