Autoridades de la ciudad china de Wuhan dieron a conocer que harán pruebas a toda su población luego de que se detectaran nuevos casos de COVID-19 por primera vez en más de un año.

La ciudad de 11 millones de habitantes, donde se descubrió el virus en 2019, está “lanzando rápidamente pruebas de ácido nucleico a todos sus residentes”, dijo a periodistas Li Tao, un alto cargo local, un día después de que se detectaran siete casos de COVID-19.

Los contagios fueron detectados en siete trabajadores migrantes en la ciudad, de los cuales cuatro no presentaron síntomas.

China ordenó el confinamiento de los habitantes de ciudades enteras, suspendió el transporte interno y emprendió pruebas masivas en los últimos días para enfrentar su mayor brote del coronavirus de los últimos meses.

El país reportó este martes 61 contagios locales, con un brote de la variante Delta, de rápida propagación, que alcanzó a decenas de ciudades luego de una serie de infecciones entre trabajadores del aeropuerto de Nanjing que provocó una cadena de contagios en todo el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *