En el festejo de Morena celebraron el triunfo de la cuarta transformación, pero afloraron los reclamos y se anticiparon ajustes de cuentas internos.

En el evento en el Auditorio Nacional, el presidente nacional del partido, Mario Delgado, recordó el triunfo del presidente Andrés Manuel López Obrador el 1 de julio de 2018, elogió sus logros en su gobierno desde Palacio Nacional, arremetió de nuevo contra “la mafia de la corrupción del PRIAN” y adelantó que se enjuiciará a los expresidentes Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y a Enrique Peña Nieto “por corruptos”.

Pese a un reducido público por las medidas sanitarias y con la asistencia de funcionarios de diversas dependencias federales –fuera de horario laboral, según se aclaró–, de la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum; la secretaria de Seguridad, Rosa Icela Rodríguez; Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera; subsecretarios, gobernadores, alcaldes, legisladores locales y federales electos, el encuentro detonó los reproches.

En su participación al micrófono, Claudia Sheinbaum se quejó de que la derrota de Morena en la capital se debió a que “hubo un exceso de confianza y falta de unidad, así como diversos factores externos que fueron generando y provocando el resultado electoral”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *