Varios líderes de la Unión Europea insistieron el jueves en que en el bloque de 27 naciones no debe tolerarse la discriminación, preparando el terreno para una tensa cumbre sobre la nueva ley húngara que prohíbe mostrar contenido de temática LGBT a menores.

El parlamento de Hungría aprobó el proyecto de ley la semana pasada, pero debe ser ratificado por su presidente para que entre en vigor. El texto prohíbe compartir contenido sobre homosexualidad o reasignación de sexo con menores de 18 años en programas de educación sexual en las escuelas, películas o comerciales.

Budapest sostiene que esto protegerá a los niños, pero los críticos alegan que asocia la homosexualidad a la pedofilia.

El asunto ha puesto el foco en la incapacidad de la UE para frenar a las “democracias liberales” como Hungría y Polonia, cuyos gobiernos profundamente conservadores, nacionalistas y antiinmigración han burlado los estándares y valores democráticos del bloque durante años.

También ha despertado polémica en la Eurocopa, donde el órgano rector del fútbol europeo, la UEFA, rechazó los planes de una de las sedes, Múnich, para iluminar su estadio con los colores de la bandera arcoiris que representa al colectivo durante el último juego del Grupo F que enfrentó a Alemania y Hungría el miércoles en la noche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *