Luego de 11 días de escalada bélica, durante las primeras horas de este viernes comenzó el alto el fuego acordado entre Israel y Hamás con la intermediación de Egipto. Este acto pone fin a una guerra que provocó decenas de muertes, extensos daños en la Franja de Gaza y paralizó las actividades en buena parte del territorio hebreo.

La oficina del Primer Ministro israelí Benjamin Netanyahu dijo que aceptó la propuesta presentada por Egipto luego de una reunión nocturna con su gabinete de seguridad. Hamas no tardó en hacer lo propio y aseguró que cumplirá con el acuerdo. 

En un comunicado, la oficina de Netanyahu dijo que el gabinete de seguridad aceptó la propuesta de manera unánime después de las recomendaciones del jefe del Estado Mayor Conjunto y altos funcionarios de defensa. El comunicado se jactó de «los grandes éxitos» de la operación, algunos de los cuales fueron «sin precedentes» e incluyó una sutil amenaza a Hamas.

«Los líderes políticos enfatizaron que la realidad en el campo determinará la continuación de las operaciones», señala el comunicado.

Los palestinos salieron a las calles a celebrar minutos después de que la tregua entró en efecto. En Israel dejaron de sonar las sirenas que advierten del lanzamiento de cohetes por parte de los milicianos palestinos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *