Los disturbios entre los grupos armados palestinos en la Franja de Gaza e Israel han causado al menos 70 muertos y provocaron ayer la movilización de la comunidad internacional para evitar una «guerra a gran escala».

El movimiento islamista Hamas anunció el disparo de 130 cohetes contra el territorio israelí, con lo cual el número de proyectiles lanzados desde el diminuto enclave palestino se eleva «aproximadamente» a mil 500 desde que el conflicto empezó a degenerar el pasado lunes, según el ejército israelí.

Hamas advirtió que este nuevo ataque era una respuesta a la destrucción de un gran edificio de una decena de plantas en Gaza, donde estaban situadas, entre otras, las oficinas de la cadena de televisión Al Qods.

Los ataques fueron constantes a lo largo del día, a uno y otro lado de la frontera. En la Franja de Gaza murieron 65 personas, de las cuales 16 eran niños. 

Del lado israelí se informó de al menos siete víctimas mortales. Un soldado falleció por el disparo de un misil antitanque y un niño de seis años, tras la explosión en Sederot.

El Ejército israelí alertó de disparos de cohetes en el norte de Israel por primera vez desde el inicio de los enfrentamientos. Hasta ahora los objetivos se habían circunscrito al centro y sur del país.

Con información del Heraldo de México

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *