El ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, declaró este martes que EE.UU. y la OTAN continúan con «la actividad provocativa» en el mar Negro, mientras que las autoridades ucranianas tratan de desestabilizar la situación en la región de Donbass.

«Persiste el curso destructivo del liderazgo militar y político de Ucrania, que trata de desestabilizar la situación en Donbass. EE.UU. y la OTAN siguen llevando a cabo actividad provocativa en el espacio aéreo y las aguas del mar Negro», afirmó.

En ese contexto, calificó como «difícil la situación militar y política en la dirección estratégica sudoccidental», agregando que esto se debe en gran medida a «los intentos de una serie de Estados extranjeros de aumentar su presencia militar cerca de las fronteras del sur y occidentales de Rusia».

El ministro de Defensa reiteró que las tropas rusas del Distrito Militar del Sur se ven obligadas a aumentar sus capacidades bélicas debido a los intentos de la OTAN de contrarrestar la normalización de la situación en varios países de Transcaucasia y Oriente Medio. Shoigú indicó que los militares de dicho distrito recibieron en el 2020 «más de 3.200 unidades de armas modernas y equipo militar».

Tras indicar que EE.UU. ha duplicado los operativos de reconocimiento aéreo y ha intensificado operaciones de reconocimiento naval cerca de las fronteras rusas, el ministro de Defensa de Rusia ha destacado que la OTAN ejecuta cada año en Europa hasta 40 eventos de práctica operativa «de índole obviamente antirrusa».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *