Debido a que los insumos para la elaboración de la tortilla han aumentado más del 40% en el último año, principalmente por la pandemia de la covid-19 y por el acaparamiento del maíz por parte de las grandes comercializadoras, los productores advirtieron que el kilogramo continuará incrementándose y en algunas entidades llegaría hasta 24 pesos.

El Consejo Rector de la Tortilla Tradicional Mexicana y la Cámara Nacional de la Industria de Producción de Masa y Tortillas (CNIPMT) alertaron que si el Gobierno federal no interviene para solucionar la situación que prevalece, en las próximas semanas podría ocurrir el aumento.

Acusaron que Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex) ha incumplido su compromiso de vender directamente el grano a los productores, por lo que “es imposible sostener el precio de este alimento básico”.

“El promedio nacional estaba en 16 pesos, hoy está en 18. Dependiendo de la zona geográfica del país es el precio de la tortilla. Por ejemplo, en Guerrero costaba 20 pesos, hoy cuesta desde 21 hasta 23 pesos; en el Estado de México tenemos una gran variedad de precios porque todavía no se ajustan todos, pero el precio promedio es de 18 pesos”, dijo Sergio Jarquín Muñoz, presidente del Consejo Rector de la Tortilla Tradicional Mexicana.

Según los productores, el precio promedio del kilogramo de tortilla debería estar en 20 pesos, pero no lo han querido subir para no afectar la economía de las familias de escasos recursos.

“Nosotros decimos que ese es un golpe enorme a la economía de la sociedad, mencionó Jarquín Muñoz.

«Lo que nosotros estamos exigiendo o pidiendo es que Selgamex nos venda ese maíz y sobre todo en los estados donde hay más necesidad. No puede ser posible que en Guerrero, siendo el estado más pobre del país ,el precio de la tortilla pueda llegar hasta 24 pesos”, agregó.
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *