Alfonso Lechuga De La Peña, presidente del Consejo Estatal Agropecuario de Chihuahua, lamentó las palabras del presidente López Obrador que relacionan el movimiento de la defensa del agua con el crimen organizado, ya que dicha declaración difama una acción legitima y justa.

Además, vincular la lucha de los productores con un supuesto robo de armas a la Guardia Nacional que después fueron decomisadas a un grupo criminal, solo desacredita una protesta justificada que se mantuvo al margen de intereses políticos.

Asimismo, la defensa solo buscaba que no nos fuera arrebatada la poca agua que hay en la entidad y evitar así una situación grave para la actividad agrícola y ganadera, como está sucediendo ahora en el campo chihuahuense.

Agregó que los productores agrícolas realmente quieren un diálogo con las autoridades competentes en materia de uso y aprovechamiento del agua para encontrar soluciones al problema actual, así como planear medidas que eviten afectaciones futuras.

Por último, señaló que las declaraciones del presidente Andrés Manuel solo evitan el acercamiento entre autoridades y campesinos, dificultan el trabajo en conjunto para afrontar la delicada situación de escasez y obstaculizan la elaboración de acuerdos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *