La inflación anual de México se aceleró 4.12%, más rápido de lo esperado en la primera quincena de marzo para alcanzar su nivel más alto en casi dos años, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El INEGI informó que la inflación de los precios al consumidor se aceleró durante las dos primeras semanas de marzo, superando el pronóstico de consenso final de una encuesta de Reuters a analistas para una lectura general de 3.91%.

A fines de febrero, la tasa de inflación se ubicó en 3.68%, y el nuevo nivel es el más alto desde la segunda quincena de mayo de 2019, según datos publicados por el Banco de México.

Los datos del INEGI también mostraron que los precios al consumidor subieron un 0.53% durante la primera quincena de marzo en comparación con el período de dos semanas anteriores. Se había previsto un aumento del 0.33%.

La tasa subyacente de inflación anual, que excluye algunas partidas volátiles, avanzó hasta el 4.09%. Se pronosticó una tasa del 3.94%. Por su parte, el índice de precios no subyacente subió 1.08% quincenal y 4.19% anual.

Alzas en energéticos, huevo y tortilla por inflación
Dentro del índice de precios no subyacente, los precios de los productos agropecuarios crecieron 0.76% quincenal y los precios de los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno lo hicieron en 1.31%

Entre los bienes y servicios cuya alza de precios y tarifas incidió más en la inflación, destacan:

Gasolinas de alto y bajo octanaje con incrementos quincenales de 3.67% y 0.98% respectivamente
Gas doméstico LP, 4.05%
Tortilla de maíz, 1.79%
Huevo, 3.87%
Transporte aéreo, 15.8%
Tomate verde, 17.3%
Loncherías, fondas, torterías y taquerías, 0.33%
Limón, 11.22%
Electricidad, 0.72%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *