Colombia.- Cuando su hija de 7 años se quejó de dolor de estómago, Astrid Orozco, una mujer de Valledupar, Colombia, no dudó en darle bicarbonato, combinado con limón, pero resultó ser cocaína y la niña falleció.

Al rendir su declaración, ella dijo que siempre había usado ese remedio casero para curar los dolores de estómago de sus hijos, por lo que le encargó comprar un sobre de bicarbonato, en una tienda.

“Cuando leí el sobre decía soda, no me pareció extraño porque el bicarbonato aquí lo venden así, como soda”, afirmó Astrid a medios locales.

Después se lo dio a ingerir a su hija, junto con el limón, pero la niña comenzó a convulsionarse. Entonces probó el contenido del sobre y enseguida notó que su lengua se adormeció.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *