Desde que el Covid-19 llegó a nuestras vidas, se han inventado toda clase de utensilios para frenar su contagio, es el caso de los cubrebocas. Científicos del Instituto Politécnico Nacional (IPN) fueron más allá al crear el “cubrenariz” o mascarilla nasal.

De acuerdo con los investigadores del IPN, el “cubrenariz” contribuirá a reforzar las medidas preventivas para cuidar la salud al realizar actividades cotidianas que requieren su retiro, como comer, beber o en consultas odontológicas.

El científico Gustavo Acosta Altamirano, quien encabeza el proyecto, señaló que debido a que está comprobado que el cubrebocas reduce el riesgo de contagio de Covid-19, el desarrollo de la mascarilla nasal Mask Eating surgió como una necesidad de contar con mayores elementos de protección sanitaria.

El doctor Acosta Altamirano agregó que para lograr que la mascarilla sea una barrera efectiva para reducir los contagios por el SARS-CoV-2, el grupo de investigación tomó en cuenta el tamaño de los aerosoles, menores a 5 micras, y evaluó diversos materiales hasta encontrar la materia prima óptima para su confección, la cual se realizó bajo estrictos estándares de calidad.

El especialista en inmunología mencionó que la mascarilla nasal constituirá una importante aportación para reducir la diseminación del coronavirus, cuyas variantes genéticas tienen la particularidad de transformarlo en un agente más contagioso.

“De esa forma, se podrá contar con mayor protección, sobre todo cuando es difícil mantener sana distancia, en restaurantes, vuelos de larga duración o citas odontológicas”, advirtió.

Haced unas semanas, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) recomendaron llevar dos cubrebocas y ajustarlos a las vías respiratorias para evitar contagios de las nuevas cepas de Covid-19, más infecciosas que las anteriores.

Dos cubrebocas siempre son mejor que uno contra el Covid-19
Las guías de los CDC detallaron que lo mejor es colocarse una mascarilla de tela sobre una quirúrgica, lo que da una alta protección a las personas.

Como alternativa, sugirieron utilizar sólo un cubrebocas de alta protección, del tipo N-95, con un refuerzo para que quede bien fijado, con nudos en los elásticos para que no queden huecos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *