Con la asignación del expriista Marco Adán Quezada como el candidato a la presidencia municipal de Chihuahua por el partido MORENA, un grupo de morenistas fundadores manifestaron su inconformidad al asegurar que César Duarte está operando la candidatura desde la cárcel en Miami.

Los inconformes por la designación, acusaron al delegado nacional de entregar el partido a Duarte y dejar fuera de la jugada a todos los morenistas que fundaron el partido por que a la fecha no ocupan ninguna de las candidaturas asignadas hasta el momento.

En Juárez pasó algo similar al abanderar a la alcaldía a un expanista que luego fue candidato a gobernador por Movimiento Ciudadano y ahora es morenista. Sin embargo el otro aspirante es parte del PRI quien lo hizo diputado local.

De esta forma los militantes de MORENA han sido relegados de todas las candidaturas al asignar desde México con la aprobación de Andrés Manuel a quienes compiten con la finalidad de

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *